"Siempre te estaba tocando de alguna manera", dijo una de las denunciantes

13/08/2019 | Espectáculos |

En un informe exclusivo de la agencia Associated Press, nueve mujeres revelaron que fueron acosadas sexualmente por el gran tenor español cuando éste ocupaba puestos de dirección en compañías líricas. Los hechos habrían ocurrido a lo largo de tres décadas, desde los años 80.

Plácido Domingo susurraba al oído de la mezzosoprano Patricia Wulf: "¿Tienes que irte a casa esta noche?", según el testimonio que brindó la mujer en un reportaje exclusivo a la agencia Asociated Press que reunió denuncias de otras ocho mujeres por supuestos abusos cometidos por el tenor español.

La cantante lírica, la única de las nueves mujeres que dio su nombre y apellido, para relatar abusos por parte de Domingo a lo largo de tres décadas a partir de finales de los años 80, relató:“Cada vez que bajaba del escenario, estaba entre bambalinas esperándome”.

 “Se pegaba a mí, todo lo cerca que podía, ponía su cara directamente junto a la mía, bajaba el tono de voz y decía, ‘Patricia, ¿tienes que irte a casa esta noche?’”, detalló, según lo publicado por la prensa española a partir de testimonios relevados por AP.

Pese a quePatricia Wulf lo rechazaba, Domingo no cesaba en sus proposiciones, señaló la mujer, quien contó que intentaba esconderse de él en su camerino. Y cuando debía salir, ella -que hoy tiene 54 años- asomaba la cabeza para asegurarse de que el tenor no estaba en el pasillo.

Otra de las nueve mujeres dijo, bajo anonimato, que Domingo metió la mano dentro de su falda, y mientras que otras tres relataron que forzó besos húmedos en la boca dentro de un vestuario, una habitación de hotel y una comida de trabajo.

“Que alguien intente agarrarte la mano durante una comida de trabajo es raro, o que te ponga la mano en la rodilla es un poco raro. Siempre te estaba tocando de alguna manera, y siempre besándote”, indicó una de las cantantes.

Por su parte, dos testimonios refieren haber cedido brevemente a las proposiciones de Domingo al creer que no podían poner en peligro sus carreras rechazando al hombre más poderoso de su profesión.

Una cantante que está entre las acusadoras, tenía 23 años y actuaba en el coro de la Ópera de Los Ángeles cuando conoció a Plácido Domingo en 1988. Dijo que recordaba haberse limpiado la saliva de la cara luego de "un torpe y húmedo beso en el escenario", tras lo que el tenor le susurró “Ojalá no estuviéramos en el escenario”.

Domingo empezó a llamarla a casa a menudo, aunque ella no le había dado jamás su número. “Decía cosas como ‘Ven a mi departamento. Cantaremos unas arias. Te asesoraré. Me encantaría escuchar lo que puedes hacer para una audición’”, indicó en su denuncia.

Otra joven cantante de la Opera de Los Ángeles aseguró haber sufrido algo similar. Asegura que Domingo le decía‘Voy a hablarte como el futuro director artístico de la compañía’ y hablaba de posibles papeles”.

La mujer, que entonces tenía 27 años, relató que en una de las visitas de Domingo a su camerino, el tenor se inclinó para besarla en las mejillas y colocó una mano en un lateral de su pecho.La cantante dijo que en ese momento se sintió "atrapada" y terminó cediendo porque temía que de lo contrario terminaría su carrera en la ópera.

Obligada, fue al departamento del tenor, donde hubo “tocamientos” y “manoseos”. “Me sentí como una presa. Me sentí como si me estuviera cazando”, dijo ahora, agregando que se animó a denunciarlo gracias al movimiento #MeToo.


¿Capitanich debería revisar los pases a planta que hizo la gestión saliente de Domingo Peppo?