PANORAMA SEMANAL: El cambio de paradigma

15/12/2019 | Editorial |

El anuncio de incremento de las retenciones, el dólar turista y la doble indemnización importa la puesta en marcha del nuevo paradigma después de cuatro años en los que el conjunto social fue intencionalmente marginado. Las primeras reacciones fueron canalizadas por los medios de comunicación hacia los responsables de cumplir esas medidas. Por esta causa abundaron las críticas.

Pocos recuerdan sin embargo el costo del brutal ajuste al que se vio sometida la Argentina, sin que por ello, el sector que ahora debe afrontar el peso de la inversión de este ajuste haya mejorado sustancialmente.

En este estado de situación el nuevo paradigma es también un punto esencial al que la provincia del Chaco le está reclamando una salida. Mimetizado con el ruido de los grandes medios nacionales o las redes sociales inundadas de livianos opinadores, los “castigados” por la inversión del ajuste prefirieron guardar silencio.

Pero será la gestión de Alberto Fernández, la que fue convocada por el gobernador Jorge Capitanich a enviar un auxilio para evitar un estallido social.

La herencia de cuatro años de Domingo Peppo y su alineamiento incondicional con el gobierno de Mauricio Macri puede leerse en el saldo negativo. No desde lo conceptual, sino específicamente desde lo económico-financiero.

Capitanich lo desnudó en las reuniones que mantuvo en Buenos Aires desde el presidente para abajo con el jefe de Gabinete, el ministro de Educación, las áreas de Economía, Energía e Infraestructura.

Sin ningún eufemismo el primer mandatario provincial reconoció que no tiene para pagar el aguinaldo del sector público, que no hay insumos, ni medicamentos en los hospitales, el nuevo presidente del Insssep, Antonio Morante, reveló que el Instituto tiene un déficit de 1.500 millones de pesos, con lo cual sus prestaciones la están financiando los afiliados de modo directo a través del “plus”.

Una situación que se repite en los municipios, especialmente en aquellos donde los intendentes no fueron reelegidos. Barranqueras y especialmente Juan José Castelli. El intendente actual Pio Sander públicamente advirtió que no están los fondos que debían estar cuando terminó el mandato de Alberto Nievas.

Como el escandaloso operativo retirada que protagonizó Peppo en la provincia, hubo a escala repeticiones en esos dos municipios y también otros más pequeños, como el caso de Margarita Belén.

Los detalles técnicos lo adelantó el único funcionario que, por obvio, nadie pronosticó. Raúl Codutti fue ministro de Planificación de Capitanich en sus primeros mandatos, un cargo similar le encargó luego cuando partió a la Municipalidad de Resistencia.

Es el hombre que sobrepasa a Capitanich haciendo números. Pocas cosas postea en Facebook, como cuando fue designado en la Municipalidad y ahora que lo designaron nuevamente en el gobierno provincial. Pero paralelamente describió brevemente la gestión de Domingo Peppo. “Economía y deuda 2015 – 2019. El PGB (Producto Bruto Geográfico) de la provincia del Chaco cayó, a precios constantes, un 13% entre los años 2015 y 2019. La deuda pública en el 2015 equivalía a 19,8% del presupuesto y en el 2019 supera el 35%; del mismo modo, equivalía al 7,6% del PGB y hoy lo duplica. La deuda con proveedores, contratistas y previsiones contingentes asciende a un monto, estimado, de 5.000 millones de pesos, consolidando organismos centralizados y descentralizados, empresas públicas y fideicomisos.

Peppo espera poco de su propia gestión. Dijo que le gustaría que lo recordaran por haber dejado las cuentas equilibradas y la provincia lista para crecer. Bueno no, ni siquiera eso.

Hoy hay dudas igualmente sobre si los procesos de retirada vayan a revisarse. Especialmente si finalmente el gobierno nacional termina aportando los fondos necesarios para solventarlos. No hay dudas que esos argumentos generan más irritación en quienes están ahora obligados a atender el ajuste inverso que se avecina.

Martín Guzmán nuevo ministro de Economía ya adelantó que en 2020 no hay espacio para más ajuste. Pero una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. El debate por el incremento del gasto público no debiera consentir la injusta retirada.

Así como se mantienen las tensiones entre Capitanich y el intendente de Resistencia, Gustavo Martínez, bajaron con Peppo.

El gobernador parece haberse alineado al liderazgo declamado por Capitanich ni bien se impuso en las PASO de agosto para ser candidato testimonial al Senado.

No promulgó el pase de las tierras de la provincia a Resistencia, que votaron legisladores del intendente junto al bloque radical y definitivamente se canceló la alianza entre el mandatario saliente y el intendente de la capital chaqueña. Elida Cuesta, empieza a hacer la mudanza del bloque del Frente Chaqueño. Aprovechó que otra vez con los diputados radicales decidieron bloquear un paquete de leyes enviado por Capitanich, entre ellas la emergencia económica y la ley de ministerios. Las cuentas provinciales están a días de quedar a disposición de múltiples embargos y los ministros que juraron, paradójicamente todavía no son ministros.

Nítidamente se ve que el futuro político del ex gobernador depende del actual. Capitanich ha logrado estrechar vínculos con el presidente Alberto Fernández y fue uno de los primeros en abrirle los brazos al canciller Felipe Sola, cuando el ex gobernador bonaerense se bajó del Frente Renovador y comenzó a militar la unidad con el kirchernismo.

La embajada Argentina en Paraguay todavía es un enigma.

 


¿El intendente Gustavo Martínez debe revisar el aumento de los impuestos?